miércoles, 4 de febrero de 2009

"Pakito Panceta"



Tengo algún conocido que expone sus obras en ARCO, esos mismos conocidos que te dicen “…llevo cuatro meses sin pintar…” y se quedan tan anchos, me parece inverosímil que un artista se pueda permitir esta especie de lujos. ¿Cómo son capaces de mantenerse en el candelero y trabajar tan poco?. Hace cuatro años que no visito esta feria, y es que estoy esperando ansiosamente una “criba digital”, que nos saque de un plumazo tanto seudoartista que está ocupando un lugar que no merece, gracias a la aportación gratuita de la tecnología , esa tecnología que nos permite hacer algo que quede bonito encima de la "chimenea francesa". Que bien ya tenemos productos manufacturados, para llenar una feria de porquería…

Este enfado viene, a la maravillosa visita que he hecho al prado, he visto a mi querido y amado Francis Bacon, grandioso y tortuoso… el artista aquí y siempre, es esa persona que persigue durante toda su vida el mismo cuadro, y que incapaz de conseguirlo arrastra consigo una retrospectiva poéticamente perfecta, el artista es ese narciso insoportable que se odia en su día a día, y eso se palpa individualmente en cada una de sus propuestas rizadas y mascadas…

Este año voy ir a ARCO, espero ver algo más que a los Canogart, Tapies, y otros pocos que aún nos quedan vivos y trabajando obsesivamente como debe ser…

Como un día dijo el genio de los genios, “la inspiración no vale de nada si no te pilla trabajando”…

Decir también que estoy totalmente a favor del uso de la tecnología, pero no por ello descansar en ella, y confundir estética y arte como borregos...

Me cago en la colección Taschen… ups, perdón…

2 comentarios:

P Vázquez "ORIENTADOR" dijo...

Se ve que sabes del tema... ya nos contarás.

Pepa Luna dijo...

Ojalá la justicia poética fuera la justicia estatal...yo desde aquí grito contigo...Gracias por los besos sordos...También peco de ceguera...