viernes, 13 de febrero de 2009

Por unos dias...

Me despido por unos días, el trabajo y estudio me tienen copado el tiempo, ya sabeis, el arte es para los currantes… necesito horas extras, pero en breve estoy de vuelta… seguramente tendré más que contar, inventar y compartir, de todas formas iré sacando espacios para leeros, pues la tecnología viaja conmigo…

Os dejo un escrito, el primer escrito del blog que no me pertenece, pero que ha vuelto a caer recientemente a mi mano, y leído con entusiasmo renovado, no puedo si no compartirlo, un beso para todos especialmente para "algun@s"…

Hay que estar siempre borracho. Todo radica ahí: es la única cuestión. Para no sentir el horrible fardo del tiempo, que destroza vuestras espaldas y os inclina hacia el suelo, es preciso emborracharse sin tregua.

¿Y de qué? De vino, de poesía o de virtud, a vuestro antojo, pero emborrachaos.

Y si alguna vez os despertáis en la escalinata de un palacio, en la verde hierva de un foso, en la mustia soledad de vuestro cuarto, habiendo disminuido o desaparecido la embriaguez, preguntad al viento, a la ola, a la estrella, al pájaro, al reloj, a todo lo que huye, gime rueda, canta y habla, preguntadle qué hora es; y el viento, la ola, la estrella, el reloj os responderán: ¡Es hora de emborracharse! Para no ser esclavos martirizados por el tiempo, emborrachaos, emborrachaos constantemente! De vino, de poesía o de virtud, a vuestro antojo.

(Baudelaire, “Embriagaos”, Pequeños poemas en prosa)


11 comentarios:

lys dijo...

Lobo no hagas caso a (Baudelaire, no completamente, su vida fue dilapidada y triste, emborrachate de vida y de poesía. Ten un buen viaje a donde quiera que vayas y cuídate.

Son hermosas tus letras, las extrañaré.

Te dejo un beso.

P Vázquez "ORIENTADOR" dijo...

A du zalud... hip.

Elisa dijo...

Creo que esa borrachera de vida la tengo hasta en sueños...
Leí a Baudelaire en su parte más cómica hace años,te agradezco su recuerdo hoy.

Espero que no te vayas muy lejos...Bang!

Antonio Castellón dijo...

Gracias, Lobo, por el regalo de Baudelaire.
Y que tengas buen viaje.
¡Emborráchate, pero de vida!

Un saludo.

Belén dijo...

te echaré de menos, pero son cosas que pasan y hay que descansar...

Besicos

rayuela dijo...

Al igual que Antonio, agradezco que hayas invitado a Baudelaire.

Que la vida y la poesía nos emborrachen!

Y hasta la vuelta.
Un beso!

XoseAntón dijo...

Es difícil mantener el ritmo, Lobo, a mí ya me está entrando complejo de Guadiana; pero por mucho que lo intento, me resulta imposible darle continuidad al blog.

Tranquilo, disfruta que aquí te esperamos.

Saludos

Pepa Luna dijo...

Ebria de trementina y angostura...te vigilo...da igual lo lejos que decidas irte a hacer la fotosíntesis,yo te vigilaré igual...Besos de calandria cuellinegra.

Menda dijo...

Pues hale, buen viaje, descanso o lo que sea.

Regrese usted, eh?

Antífona dijo...

Lobo, me encanta tu comentario acerca de la manada y sus debilidades. Feliz viaje a Itaca, adonde son todos los viajes...creo. Un abrazo.

AndyPeCas dijo...

Es la primera vez que paso (y paso justo cuando estás de vacaciones!) Pues eré la primera en desearte que junto a tus otras borracheras, también pilles una de buen tinto...

Hasta pronto!!